Cómo reforzar la seguridad en el hogar


Los períodos vacacionales son un momento delicado en lo que a seguridad en el hogar se refiere. La mayoría de robos se producen en vacaciones. Bien por descuido de los dueños o debido a una falta de elementos de seguridad y sistemas de alarma.

Proteger es prevenir

Seguridad en el hogar

Los puntos de acceso al domicilio son las zonas de entrada tradicionales para los ladrones. Hablamos de puertas, pero también de ventanas, balcones, terrazas o azoteas. Un fallo de seguridad en estas áreas puede ser fatal. Por ello, si detectamos cualquier debilidad, debemos reforzar la seguridad en el hogar para prevenir un robo.

Si analizamos el acceso principal a la vivienda, es recomendable que la puerta sea blindada. Es conveniente contar con más de un punto de cierre y sin huecos en el marco. De esta forma minimizamos el riesgo de ataque con palanca.

Las ventanas y balcones son otra vía de entrada a la vivienda. Si nos vamos de vacaciones, debemos asegurarnos de dejarlas bien cerradas y con las persianas bajadas.

Podemos reforzar la seguridad en el hogar instalando cerrojos interiores y rejas.

La alarma es la piedra angular de la seguridad en el hogar

La alarma es un elemento de protección indispensable sin la cual nuestra casa quedaría totalmente expuesta a los ladrones. Es un dispositivo disuasorio.

En caso de intrusión, el tiempo de acción de los ladrones queda limitado a pocos minutos.

El disparo de la alarma pone inmediatamente en marcha el servicio de respuesta por parte de la empresa de seguridad correspondiente. Para ello, debemos contar con una alarma conectada a una Central Receptora de Alarmas. De esta manera, la recepción de la señal de alarma estará garantizada 24 horas al día los 365 días del año.

Cada casa tiene sus propias necesidades de seguridad. Lo ideal es que contemos con el asesoramiento de profesionales del sector para valorar qué alarma es la que mejor se ajusta a las características de nuestro hogar. Un edificio grande, por ejemplo, exigirá de una cobertura mayor que un piso pequeño.

Los detectores deben colocarse según el diseño definido en el estudio previo de la vivienda.

El estudio es imprescindible para localizar los puntos de mayor riesgo de intrusión. Una vez instalada la alarma, tenemos que pensar que cualquier avería que pueda producirse debe ser solucionada lo antes posible. Por ello, debemos contar con un servicio de mantenimiento. Contratado con una empresa de seguridad homologada, para solucionar cualquier incidencia técnica.

Solicita una visita comercial para configurar el sistema de seguridad a medida para tu hogar. Contacta con Coessegur Seguridad.