5 elementos de un sistema de alarma


Un sistema de alarma es un sistema electrónico de seguridad contra intrusión. Es la opción más demandada para mantener seguro nuestro hogar o negocio. Garantizando la protección de bienes y personas.

La tecnología se pone al servicio del usuario a través de un dispositivo de fácil manejo.

Se podrá controlar cualquier intento de intrusión dentro de la zona protegida. Por ello, un sistema de alarma constituye una medida disuasoria muy eficaz ante cualquier tipo de asalto.

Un sistema de alarma se compone de los siguientes elementos:

1. Unidad de señalización y control

5 elementos sistema alarmaEs el equipo encargado de gestionar permanentemente la funcionalidad de todos los elementos del sistema de alarma. Debe instalarse en un lugar oculto para dificultar su localización por parte de los intrusos.

2. Teclado de control

Dispositivo utilizado por el usuario para comunicarse con la unidad central y poder controlar el sistema. Normalmente se viene utilizando el teclado de control con display o pantalla táctil. Ya que facilita mayor información al usuario. Debe instalarse próximo a la entrada.

3. Detectores de intrusión

Conjunto de dispositivos magnéticos, volumétricos o vibratorios, especialmente diseñados para analizar los movimientos dentro de la zona protegida. Se comunican permanentemente con la unidad central para informar de su estado. Puede ser alarma, reposo o sabotaje.

La cantidad y distribución de detectores se define en el diseño previo a la instalación. Depende de la identificación de los puntos con mayor riesgo de intrusión, entre otros factores.

4. Sirenas

Activan una señal acústica para indicar el disparo de la alarma. Un aviso a nivel local.

5. Comunicadores

Dispositivos electrónicos encargados de transmitir la alarma a la central receptora. La vía de comunicación tradicional utilizada es la línea telefónica. Esta vía de comunicación no dispone de supervisión.

Es aconsejable instalar comunicadores IP o GPRS para detectar posibles intentos de sabotaje al sistema.

Una vez presentados los 5 elementos principales de un sistema de alarma, vamos a ver un ejemplo de funcionamiento. Con el sistema conectado, la activación de un determinado detector provoca el disparo de la alarma. Activándose la sirena y envío de señal de alarma a la central receptora.

Además de los detectores de intrusión, es posible integrar en el sistema otros detectores. Pueden ser de pánico, alarma médica, incendio, inundación o corte de alimentación eléctrica.

Como complemento de los detectores de intrusión, suelen instalarse cámaras de seguridad con almacenamiento de imágenes en un grabador o bien detectores volumétrico con cámara integrada. En ambos casos, es muy eficaz tener acceso remoto a las imágenes desde la central receptora para verificar las alarmas.

Solicita una visita comercial para configurar el sistema de alarma adecuado para tu hogar o negocio. Contacta con Coessegur Seguridad.